miércoles, 20 de marzo de 2013

Champú Seco de Schwarzkopf

Hace mucho tiempo que escuché hablar por primera vez de los champús secos, en concreto de los de la marca Batiste que es muy famosa en Reino Unido y entre las "gurús" de medio mundo. De hecho es uno de esos productos que todo el mundo se trae en la maleta cuando van de viaje a Londres.

Hace unos meses una marca más conocida por estos lares, la impronunciable Schwarzkopf (espero no tener que escribirlo muchas veces), sacaba al mercado su propio champú seco, y yo que tenía mucha curiosidad por saber como funcionan me lo compré sin dudar, bueno, dudando un poco.


Para seros completamente sincera no esperaba para nada que me gustara, lo compré pensando que iba a ser dinero tirado a la basura, pero lo cierto es que me ha sorprendido muchísimo y para bien.

Los champús en seco hay que aplicarlos capa a capa, haciendo rallas desde un lado de la cabeza hacia el otro y aplicando una pulveración a cierta distancia (como la laca) en cada una de ellas. No hay que olvidarse de agitar muy bien el bote antes de utilizarlo y entre pulveraciones, esto es importante porque si no se agita bien deja un resíduo blanco horrible (a modo de me he puesto spray blanco en el pelo para disfrazarme de abuelita). Digo esto porque la primera vez que lo usé no lo hice bien y me pasó, maldije y culpé al producto de todos mis males y luego resulta que había sido yo la que no había agitado entre pulverización y pulverización. He leído críticas malas hacia este producto en internet de chicas a las que le ha pasado lo mismo, pero no es culpa del producto, es que al igual que yo lo están haciendo MAL, pues si lo haces como dicen las instrucciones no hay residuo blanco por ninguna parte. Aclarado este punto... Una vez que hemos aplicado el champú tan solo necesitamos frotar nuestra cabeza con una toalla limpia, pasar el cepillo y si queremos darnos un poco con secador para dar un poco de volumen(no hace falta que sea con aire caliente).

Yo siempre lo uso en lo que es la raíz del pelo, porque es la parte que tengo más grasa (teniendo en cuenta que tengo el pelo bastante seco) y la que antes se me ensucia. Con esto consigo que esa zona se vea tan limpia como el resto del cabello, ya que el champú es como si absorbiese o hiciese desaparecer (no se explicar cómo) la grasa o suciedad de modo que no se vea ni tan aplastado ni tan apelmazado. No hace que puedas presumir de pelazo derrepente ni nada de eso, pero al menos el pelo se ve significativamente más limpio y podéis alargar al menos un día más el lavado, porque aunque sea para plantarnos una coleta o un medio recogido, se agradece que el pelo no se vea sucio.

Yo lo uso muy de tanto en cuando, de hecho llevo 3 meses con él y lo habré usado 4 o 5 veces, sobre todo en ocasiones S.O.S, es decir, cuando me ha salido un plan o una cosa inesperada, tengo el pelo poco presentable y no me da tiempo a lavarmelo como corresponde. Y en esas ocasiones la verdad es que he agradecido tenerlo.

Sinceramente creo que repetiré cuando lo termine porque es un producto que sin ser un imprescindible porque no es algo que se necesite a menudo, si que puede salvarnos de alguna que otra situación sorpresa.

¿Habéis probado algún champú en seco? ¿Os ha gustado la experiencia?

lunes, 18 de marzo de 2013

Lip Butter de Korres

Hace bien poquito que me hice con mis primeros productos de la marca griega Korres y la verdad es que estoy muy contenta con todo. Más adelante os hablaré con más detalle de ellos, ya que a los productos hay que darle un tiempo prudencial antes de opinar, pero hoy quería enseñaros uno de los best seller de la marca, sus famosos lip butter.

Dentro de los bálsamos labiales de la marca podemos encontrar 4 variedades, un bálsamo clásico sin color, y tres bálsamos igual de hidratantes pero que dejan un poquito de color en los labios. Yo me decanté por los dos que os enseño a continuación.



Se trata de los lip butter Wil Rose y Pomegranate que son algunos de los nombres que utiliza Korres para diferenciar sus gamas de productos en función al tipo de piel y necesidad. De modo que la gama "wild rose" es la indicada para pieles secas y apagadas y la gama "pomegranate" para pieles mixtas/grasas. Evidentemente en el caso de los bálsamos la diferencia no está en la composición o efecto del producto, pues es idéntica en todos, sino en la gama de color. Están compuestos por un 93% de productos naturales entre los que destaca especialmente la manteca de Karité, famosa por su alto poder hidratente, y la cera de arroz.

Wild Rose en el tarrito es un rojo sangre intenso, pero una vez aplicado deja un color efecto "labio mordido" o "me acabo de tomar una piruleta" muy bonito. Por su parte Pomegranate es un color entre rosa y coral que también deja un color muy sutil pero bonito en los labios. Me ha sorprendido lo hidratantes que son, lo que duran en el labio y que el color a pesar de ser natural es notable y totalmente diferente el que deja uno del que deja el otro. Digo esto porque muchas veces nos encontramos con bálsamos con color que una vez aplicados son todos iguales y donde el color es casi inapreciable.

A mi personalmente este tipo de producto me parece muy práctico sobre todo en épocas de frío ya que nos permite poner un toque de color en los labios muy favorecedor y a la vez hidratar y proteger los labios.

Cada uno consta de 6 gramos de producto y su precio (al menos en la farmacia donde yo los compré) es de 9,50 Euros.
¿Conocíais vosotras estos bálsamos labiales? ¿Os llama la atención este tipo de productos tanto como a mi?

miércoles, 6 de marzo de 2013

Mis Aqua Cream de MUFE


Os confieso que soy muy fan de las sombras en crema y nunca me canso de comprar más y más y más... Me parecen comodísimas, prácticas y muy fáciles de usar. De todas las que tengo hay unas que me encantan por su tremenda duración y la intensidad de sus colores, se trata de las Aqua Cream de Make Up For Ever.


Hace ya un par de años que me compré la primera y desde entonces la colección ha ido creciendo poquito a poco, además siempre tengo algún color en mi wishlist (en estos momentos 12 y 14 me hacen ojitos). Hasta el momento son 6 las que tengo, y os las muestro a continuación.



2: Es un gris ni muy oscuro ni muy claro, con un punto plata y a la vez con un punto topo. Es un color imposible de definir con una palabra, pero tal como os he dicho es como yo la veo. Es muy bonita, de mis favoritas.

13: Es un color entre champagne y rosa, es bastante neutra y no tiende exageradamente a ninguno de los dos tonos, queda muy bonita aplicada sola con un delineado negro.

15: Mi favorita sin ninguna duda, se trata de un color marrón topo con un punto bronce. Es simplemente preciosa (al menos para mi) y mucha gente que la compara con la Satin Taupe de Mac. Yo tengo ambas sombras y es cierto que tienen un aire, diríamos que son de la misma familia pero yo a la Satin Taupe le veo un punto grisáceo/malva que esta sombra no tiene, y esta tiene un punto bronce que la Satin Taupe no tiene.

16: Es un rosa tostado con un punto beige/amarronado. Es muy bonita y al igual que la 13 queda muy bien aplicada sola y acompañando con un delineado. No soy muy amante de los rosas en los ojos, pero esta sombra me parece muy elegante y dentro de que tiene un punto rosa, aplicada queda más patente ese punto tostadito que tiene, la verdad es que es muy especial.

17: Es otra de mis favoritas, se trata de un tono entre ciruela, rojizo, borgoña... Es preciosa y creo que sienta muy bien a cualquier color de ojos pero en especial a los verdes. Me encanta este tipo de tonos, tengo varias sombras en esta gama y me chiflan. 

18: Esta es sin duda la que menos me gusta de las 6 y la que menos uso. Me la compré con muchas ganas pero luego... No se... No me convence. Es un color lila con un reflejo azulado (que creo que es lo que no me gusta) y un puntito plata. Es de esas sombras que me tengo que obligar un poco a usar.


La calidad de las sombras es sin duda de 10 y la duración es de más de 10, es de 10 multiplicado a la décima potencia, osea maravillosas e infalibles. Ahora bien, en cuanto a la aplicación aconsejo rapidez, un pincel que barra bien a la hora de difuminar y a poder ser que sea sintético. Digo esto porque las sombras se fijan muy rápido, y una vez que esto pasa NO SE MUEVEN, osea es imposible. Además aconsejo pincel de pelo sintético porque en pinceles de pelo natural pueden estropear un poquito los pelos, ya que cuando se secan son dífícil de retirar y de limpiar. Yo utilizo es pincel que viene con la Naked 2 y aplico la sombra directamente difuminando, en lugar de aplicar por el párpado y luego difuminar, porque así me aseguro de que no queden cortes y de que quedan bien trabajadas.

Son sombras pigmentadísimas y preciosas, todas ellas (las mías) con acabado metalizado y sirven perfectamente como base para otras sombras, aunque ellas solitas quedan estupendas. Además existen otros tonos que pueden usarse en mejillas y labios además de como sombra, aunque yo no he probado ninguna de este tipo. Normalmente en la caja de los aqua cream pone para que zona del rostro está indicado el color en particular que hayamos elegido.

Su precio era de 23 Euros la última vez que yo me compré uno, pero de eso hace ya muchos meses y después de eso ha tenido lugar la famosa subida del IVA y... Supongo que ahora estarán un poquito más caras. Yo las recomiendo mucho porque son de una calidad fantástica, además como os he dicho tengo algunas desde hace ya 2 años y ni se me han secado ni nada por el estilo. Se necesita muy poca cantidad y sus 6 gramos de producto son simplemente imposibles de terminar.

En fin, espero que os haya gustado la entrada y que me contéis si habéis usado este famoso producto de MUFE, cuales son vuestros colores favoritos, etc... 

Un saludito, que tengáis feliz día.

domingo, 3 de marzo de 2013

1 Producto, 2 Marcas: YSL vs L´OREAL

A veces nos encontramos con productos muy similares (o idénticos) en marcas muy difetentes. Normalmente tendemos a pensar que la marca más cara es la que mayor calidad nos ofrece, y en muchos casos es así, no nos vamos a engañar, pero en otros...

Hoy traigo un claro ejemplo de como dos productos que son exactamente el mismo producto, puede tener un precio u otro en función a la marca que los venda. En concreto estoy hablando de los Glossy Stain de YSL y los nuevos Shine Caresse de L´Oreal.


Ambos son productos que prometen un acabado efecto "laca de uñas" en nuestros labios, asegurándonos un color duradero, un brillo duradero, una textura ligera... Y todo en un producto con textura gel que viene a ser el resultado de mezclar un tinte labial, un labial líquido y un gloss.

A simple vista ya recuerdan mucho el uno al otro, además las descripciones de ambas marcas para sus "exclusivos" productos son primas hermanas (vamos, lo mismo con otras palabras), pero es que cuando nos aplicamos ambos productos nos damos cuenta de que las semejanzas van mucho más allá de las apariencias, hasta el punto de ser realmente el mismo producto en dos marcas diferentes.



Vaya por delante que ambos me encantan, en mi caso tengo dos colores diferentes (Nº7 Corail Aquatique en YSL y Nº102 Romy en L´Oreal) por lo que me pongo uno u otro en función al color que ese día me apetezca llevar, pero os aseguro que el resultado que se obtiene con uno y otro es exactamente el mismo. Ambos tienen un aplicador tipo gloss muy cómodo que aplica y que reparte el producto muy bien, la cobertura es muy buena, el brillo efecto laca muy bonito y la duración fantástica, hasta el punto de que aunque vayamos perdiendo un poquito de producto con las horas nunca llegamos a tener el labio sin nada de producto, nunca llegamos a perderlo del todo.

 (Foto sin Flash)

 (Foto con Flash)

 (La piel ligeramente tintada después de dar varias pasadas con un disco de algodón y agua micelar Sensibio de Bioderma)

La cantidad de producto también es exactamente la misma en ambas marcas, 6 ml exactos, pero la principal diferencia está en el precio, 30 euros (precio aproximado) el YSL frente a los 13-14 euros (de nuevo aproximado) que vale el de L´Oreal. 

Personalmente, y en este caso en particular, creo que no merece la pena gastarse literalmente el doble en la opción de YSL (yo lo compré cuando los de L´Oreal no estaban en el mercado) a no ser que os haga especial ilusión o que queráis un color en particular, ya que YSL trabaja más colores y además son colores más especiales que L´Oreal, eso si que es cierto. 

Pero bueno como todo en la vida esto es cuestión de gustos, yo hay cosas de alta gama que no cambio por nada del mundo porque considero que no tienen comparación con otras opciones más baratas, pero a veces me encuentro ejemplos como el de hoy y sinceramente, cuando encuentro algo que me ofrece el mismo resultado y la misma calidad a un precio inferior... No repito con el caro.

Espero que la entrada os haya resultado interesante y que si os llamaban la atención los Glossy Stain de YSL pero os parecían muy caros, ahora podáis echarle el ojo a los de L´Oreal, aunque como digo, el punto fuerte de los de YSL son los colores.

¿Conocíais estos productos? ¿Los habéis probado?